Quieres fotos de tu familia al completo, y que tu bebé sepa que también tuvo una madre, y que para su época, estaba estupenda. Hasta ahí lo tienes claro. Pero no quieres pasarte horas en una sesión de fotos ni gastarte demasiado dinero. No quieres grandes decorados ni complicados cambios de vestuarios. Simplemente, un recuerdo de vuestra familia, tal como sois, ahora.
Si ésta es tu situación, las sesiones conjuntas son para ti.
Es tan sencillo como conseguir agrupar a 10 familias más, como mínimo, que piensen como tú. Solo tenemos que encontrar un día, un lugar bonito y una hora para hacer 10 pequeñas sesiones (no suelen sobrepasar los quince minutos cada una), una con cada familia.
Haremos franjas horarias de un cuarto de hora, para que no tengas que esperar (aunque elegiremos un lugar tan lindo, que aunque esperes, no te va a importar). Y será rápido, divertido e indoloro.
¡Recuerda que los colores de la ropa son importantes! Procura que combinen entre sí en tonalidades, y no escoger más de tres distintas, en total (grises, blancos y azules; o rojos y azules; o tonos pastel, etc.). A menos que os interese una frase en alguna camiseta en particular, es preferible que no llevéis ropa con mensajes, porque será donde primero se detenga el ojo. Tienes más inspiración para buscar tus colores y tu estilo aquí: https://www.pinterest.com/anitruski/qu%C3%A9-llevar-para-una-sesi%C3%B3n-de-familia-inspiraci%C3%B3n-/ 
Una vez terminada la sesión, tardaré más o menos una semana en hacer llegar a tu ordenador las mejores fotos (me comprometo a enviarte un mínimo de cinco), en máxima calidad de imagen, sin marca de agua. Te las enviaré a través de la nube, para que puedas crear con ellas lo que te apetezca en ese momento: un pequeño álbum, imprimirlas, o enviarlas a todos tus familiares. 
Lo que tú prefieras. El único límite será tu imaginación.
Back to Top